Crónica| SD Amorebieta 1 – UD Logroñés 0

FullSizeRender

Victoria y permanencia: seguiremos en Segunda B

Lo que parecía poco menos que un milagro hace apenas unas semanas, finalmente se ha hecho realidad. El SD Amorebieta es equipo de Segunda B y lo seguirá siendo el año que viene. La victoria por la mínima de los Azules y la derrota del Navalcarnero en San Sebastián, ha llevado a los zornoztarras a firmar la permanencia una jornada antes de que finalice la temporada.

Los hombres de Larrazabal salieron con más ganas desde el pitido inicial y tuvieron la primera ocasión. Obieta se internó hasta la línea de fondo y puso un balón al primer palo al que Goñi no llegó por poco. Pocos minutos después, el propio delantero iba a inaugurar el marcador. Cazó un rechace dentro del área que rebasó la línea de gol después de golpear en el larguero y en la espalda del guardameta visitante, Fermín. Tras el gol, la intensidad se rebajó y gracias a la buena defensa local, los riojanos no pudieron acercarse a la portería defendida por Mediavilla.

Nada más comenzar la segunda mitad llegaron más ocasiones para los Azules. Goñi pudo sentenciar el partido con un disparo que se fue rozando el palo. Más tarde fue Álvaro quien puso a prueba al portero visitante, aunque respondió con una gran parada. Los minutos finales estuvieron marcados por los nervios. El Navalcarnero iba perdiendo y el resultado les valía a los zornoztarras para asegurarse su presencia en Segunda B la temporada que viene. Finalmente el árbitro señaló el final del encuentro y empezó la fiesta en Urritxe.

SD Amorebieta: Mediavilla, Goiria, Garmendia, Olaortua, Rubén González, Javi Moreno, Mikel Álvaro (Javi Rodríguez, min.79), Adrien Goñi (Fiddes, min.89), Obieta (Ibrahima, min.84), Muniozguren y Baqué.

UD Logroñés: Fermín, Zubiri (Fernández, min.68), Paredes, Carrillo, Amelibia, Adri León, Reguilon (Traver, min.68), César Remón (Antxon, min.61), Marcos, Espina, Coulibaly.

Goles: 1-0: Obieta (min.9)

Antes de comenzar el partido, ambos equipos les hicieron un pasillo a los chicos del Juvenil A y B, por cumplir sus respectivos objetivos: la permanencia y el ascenso a Juvenil Preferente. Además, se despidió a nuestro capitán Mikel Muniozguren, en su último partido en Urritxe. También se guardó un minuto de silencio por un socio del club fallecido recientemente en un accidente laboral.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *